x

Estonia

Hungary (Lab)

Italy

Latvia

Lithuania

Luxemburg

Poland (Lab)

Portugal (Lab)

Romania (Lab)

Spain (Lab)

Switzerland (Lab)

Turkey (Lab)

Albania

Bosnia & Herzegovina

Croatia

Denmark

Egypt

Kosovo

Macedonia

Montenegro

Serbia

Slovenia

Sweden

Ukraine

United Kingdom

Blog

Las células madre hematopoyéticas tienen un gran potencial para tratar cánceres incurables, enfermedades autoinmunes y trastornos sanguíneos hereditarios. Sin embargo, solo 1 de cada 2.500 células de la médula sanguínea son células madre hematopoyéticas. Una manera de obtener más es incrementar la cantidad existente en la médula ósea, la sangre circulante o la sangre del cordón.

 

Científicos del Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona y de la Universidad de Columbia (Nueva York) han llevado a cabo un estudio en el cual se ha usado un algoritmo llamado VIPER. Gracias a el ha sido posible identificar proteínas capaces de reprogramar otras células madre hematopoyéticas. Así se ha localizado un gen (BAZ2B) que logra expandir la cantidad de CMH procedente de la sangre del cordón umbilical. BAZ2B también logró reprogramar las células madre sanguíneas a un estado similar al de las células madre hematopoyéticas. Lo hizo a través de un mecanismo que reordena su cromatina, abriendo regiones únicas en el genoma previamente inaccesibles.

 

Los investigadores consiguieron trasplantar con éxito las células resultantes en la médula ósea de ratones inmunodeprimidos. Así renovaron el crecimiento del tejido. Según Andrea Califano, profesor Clyde y Helen Wu de Química y Biología de Sistemas, en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, «es realmente emocionante ver que las metodologías que hemos desarrollado para descubrir las proteínas que causan y mantienen el estado maligno de las células cancerosas también pueden utilizarse para identificar actores clave en la fisiología humana normal, incluidas las proteínas que pueden ayudar a combatir otras enfermedades».

«Sorprendentemente, las proteínas que se adaptan mejor a la metodología VIPER son exactamente aquellas que controlan los procesos de desarrollo humano, como la diferenciación y regeneración de la sangre, abriendo así nuevas y emocionantes vías en la medicina regenerativa», añade el investigador.